Lamentablemente la mayoría de negocios fracasa antes de cumplir su primer año y sólo unos pocos sobreviven logrando pocas ganancias. Solamente el 1% logra convertirse un negocio exitoso.

Lo peor es que quienes fracasan, lo han intentado todo, han trabajado duro, han invertido mucho, sólo para ver como todo se pierde y peor aún, no entienden qué es lo que ha fallado.

En este artículo te revelaré las mejores recomendaciones para iniciar tu negocio.

1. Cómo elegir la oportunidad de negocio perfecta

Si alguien te dice que el vender ropa para bebes es buen negocio y el margen de ganancias es alto ¿te atreverías a emprender? La respuesta a esa pregunta es otra pregunta ¿qué tanto sabes de ropas de bebes, es algo que te gusta al menos?

Si contestaste que no, entonces por más buen negocio que sea, te será más difícil aunque no imposible, tener éxito en ese rubro.

Por lo tanto lo que primero debes hacer es elegir un modelo de negocio que tenga cierta afinidad contigo, que despierte en ti interés y pasión

Bill Gates tenía una gran pasión por los ordenadores, lo mismo, Steve Jobs y otros grandes de la industria.

2. Estudio de mercado

Supongamos que has decido iniciar una pizzería, lo primero que debes hacer es ir por las pizzerías locales (tu competencia) probar su comida, tomar nota de lo bueno y lo malo, que cosas se podrían mejorar, como es el trato al cliente, si el precio es justo, etc.

Luego piensa en cómo mejorar, que tal está el ambiente, el producto, el sabor, el precio, el tipo de atención, etc.

Si vas a entrar al mercado a competir ofreciendo casi lo mismo que los demás ¿Por qué a una persona acostumbrada a ir a la pizzería X le interesará ir a la tuya?

Debes hacer algo que te diferencia de los demás. Muchas veces ofrecer precios más bajos que los demás, puede ser contraproducente ya que eso implica reducir costos en mantenimiento, calidad del producto que al final te hará perder clientes.

En Perú existe un supermercado llamado Wong el cual por lo generalmente vende un poco más caro que los demás, pero debido a que el servicio, productos y al atención al cliente es tan buena y personalizada, ese supermercado vende mucho más que los otros que ofrecen precios más bajos.

Sin embargo, el precio también debe estar en función a la zona donde pondrás tu negocio por el tipo de cliente que tendrás y su poder adquisitivo.

3. Menos es más

Imagina una tienda de ropa deportiva que en su afán de vender más intenta “diversificarse” y empieza a vender disfraces, ropa elegante, ropa para bebes, etc.

Un viejo dicho dice que “quien mucho abarca poco aprieta” y es que por intentar cubrir más, terminarás perdiendo debido a que es difícil dominarlo todo, imagina que llega una señora preguntándote por cual sería un vestido apropiado para un cóctel y tú realmente no sabes.

Si tienes poco presupuesto para empezar un negocio enfócate un una o algunas pocas cosas, menos es más.

Mac Donald’s inicialmente solo media hamburguesas, KFC solo vendía pollo frito, etc. Hay restaurantes locales que se han especializado en solo uno o dos platos, no venden otra cosa y el éxito es rotundo ya que al haberse especializado, la calidad del producto es insuperable.

¿Te imaginas un restaurante que venda comida italiana, comida local y en la noche sushi?

Por lo tanto especialízate y enfócate en una o algunas pocas cosas para empezar.

4. Conversa con la gente, conoce sus emociones

Muchos están acostumbrados a hacer investigación desde un escritorio, suponen y toman decisiones en base a lo que ellos creen y no tomando en cuenta datos reales.

Una buena manera de hacerlo es conversando primero con familiares o amigos sobre el rubro de negocio que estas interesado, por ejemplo si has decidido que tu negocio será la animación de fiestas infantiles, conversa con personas que hayan usado este servicio, pregúntales que no les gusta que sí les gusta, hasta cuanto estarían dispuestos a pagar, que recomendaciones harían, etc.

Luego puedes diseñar un modelo de negocio sobre datos reales y no sobre presunciones, lo cual sería un desastre.

Conclusiones

Ten en cuenta estas recomendaciones antes de iniciar un negocio ya que eso puede separarte entre el fracaso y el éxito. Sobre todo dedícate a lo que te genere pasión. Es como el matrimonio, casarte con alguien que no amas es ir rumbo al fracaso, así que enamórate de tu negocio y el éxito vendrá solo.