Hoy en día, miles de personas están considerando emprender su propio negocio por muchas buenas razones. Generalmente todos llegamos a tener en promedio entre dos y tres carreras durante nuestra vida laboral activa, así que si eres una persona que está dispuesta a tomar el riesgo y trabajar muy fuerte, puedes iniciar tu propia empresa.

Si tienes el espíritu emprendedor, la opción de negocio que tomes no será una limitante para ti. Actualmente las compañías que se están iniciando están basadas en la tecnología, pero también hay otros tipos de negocio que puedes empezar sin estos conocimientos. Solo debes elegir lo que más te guste y emplear tu mayor esfuerzo. Por eso en este artículo tendrás varias ideas a tu disposición y así encontrarás inspiración para tu próximo emprendimiento.

1. Servicios editoriales

Esto tiene grandes posibilidades de expansión. Estos son los tipos de servicios que puedes prestar desde tu casa como redactor:

  • Edición: tomar redacciones y modificarlas para darles sentido y forma, corrigiendo errores gramaticales, de estilo y tipográficos
  • Contenido web: un servicio muy buscado hoy en día, puedes proveer contenido para un sitio web que actualice con frecuencia
  • Redacción de copy: es dedicado a negocios con identidad de marca, buscando promover un producto o servicio
  • Artículos de revistas: estos medios tienen una actualización demasiado frecuente y siempre están reclutando redactores. Además es una buena forma de armar un portafolio para conseguir más clientes
  • Redacción de libros: una vez que tienes experiencia en el área de redacción, si tienes una experticia a nivel profesional como leyes, contaduría, diseño de interiores o cualquier otra, ¿por qué no escribir un libro al respecto?
  • Asesoría a profesionales: este sería un servicio editorial para optimizar los manuscritos realizados por expertos en un tema. Ellos escriben sobre su área de especialización y el redactor se encargaría de pulir el contenido para que sea publicado
  • Ghostwriting: harías el trabajo de un “escritor fantasma”, lo que es una figura muy solicitada. Haces la investigación, escribes un artículo, libro o guion y alguien te pagará por publicarlo bajo su nombre.
  • Lectura de prueba: esta sería la última etapa de las redacciones, donde se necesita alguien que revise los cambios de edición y asegure que estén bien hechos y no se emitieron errores en el proceso

2. Servicios de traducción

Negocios, individuos y hasta entidades gubernamentales contratan traductores para comunicarles distintos tipos de contenido a personas en muchos lenguajes. Si conoces algún otro idioma, puedes ofrecer estos servicios a muchos clientes.

3. Servicios de limpieza

Hay muchas vías hacia las que puedes dirigir este negocio. Si quieres trabajar a horas poco comunes, te puedes enfocar en oficinas. Las tiendas por departamento y restaurantes están en constante búsqueda de proveedores para limpieza. Quizá quieras enfocarte en casas, donde no tendrías que gastar mucho dinero en publicidad porque este tipo de clientes llegan por referencia.

4. Reparación de computadoras

Es necesario estudiar este tema. Lo que debes aprender es instalar todos los tipos de software que quieren los usuarios, desde correo electrónico hasta seguridad informática. También investigar el funcionamiento de todos los componentes, monitores, teclados, ratones y otros periféricos que sean comunes en los ordenadores.

Familiarízate con los proveedores de servicios de internet disponibles en tu área. Defínete a ti mismo como la persona que conoce todo lo que necesita un computador de uso personal, para luego llegar a pequeños negocios y finalmente a corporaciones.

5. Planificación de eventos

Lo primero que debes hacer es conseguir lugares para realizar eventos, hacer un tour por cada uno y observar bien sus características. Crea una base de datos que te permita organizar los lugares con sus respectivas direcciones y contactos, la cantidad de personas y los equipos disponibles. Así cuando tengas un cliente para planificar un evento, tendrás varios parámetros para cumplir sus necesidades, le presentas todo lo que tienes para encontrar lo ideal para él y puedes cobrar por cualquier petición adicional.

6. Servicios de mudanzas

Muchos alrededor de tu ciudad necesitan quien mueva cargamentos de un lugar a otro. Esto puede ser a toda escala y siempre se puede empezar con familias mudándose a nuevos hogares o a ciudades cercanas. A veces estas personas creen que son capaces de hacer ese trabajo por sí mismos, pero es tu trabajo convencerlos de lo importante que es contratar este servicio.

7. Planificación de negocios

Muchas personas tienen los recursos, el conocimiento y la disposición para empezar una compañía, pero necesitan ser guiados para empezar correctamente. Por eso puedes apoyarlos con su investigación de mercado y su estructura financiera con la finalidad de construir una marca. Arma plantillas de planes de negocios y adáptalos a las circunstancias de los clientes.

8. Gestión de propiedades

Tu trabajo sería asegurarte de que las propiedades de bienes raíces estén funcionando correctamente. Serías un gestor para asegurar que la propiedad esté lista para las visitas rutinarias y bien mantenida mientras no hay nadie. Cuando los dueños se van durante meses, el responsable de la gestión de propiedades la revisa regularmente.

9. Venta de libros

Casi todos tienen varios libros que están guardados en la casa. ¿Por qué no aprovecharlos para hacer un negocio? Si quieres ganar compradores, tendrás que construir una tienda conocida por categorías específicas de libros, tener algunas ediciones especiales a la venta, precios exclusivos para las cubiertas duras o planes de intercambio. Los mapas, ilustraciones, postales y revistas también pueden ser incluidos en este negocio.

10. Cursos de computación

Si manejas un uso avanzado de sistemas operativos como Mac o Windows, podrías ofrecer entrenamiento. Los principales clientes serían personas mayores que necesiten aprender lo básico del Internet y correo electrónico para mantenerse en contacto con sus seres queridos. Por supuesto, para este tipo de alumnos no tendrías que sobrecargarlos de información, buscarías las forma de hacerlo entretenido y tener mucho cuidado para que no les parezca un tema demasiado pesado.

11. Diseño gráfico

A pesar de la era digital que vivimos, la imprenta aún tiene futuro. Flyers, boletines, revistas, hojas de información y todo tipo de publicidad es requerida por los negocios, por eso siempre están en búsqueda de un diseñador gráfico. Los sitios web y redes sociales también necesitan de estos servicios, así que si te especializas en esto, ofrece tu trabajo a clientes potenciales incluyendo la creación editorial y la impresión. Puedes aliarte con otros diseñadores para hacer este trabajo.

12. Desarrollador de sitios web

Existen muchos cursos que se ofrecen online, donde puedes aprender los lenguajes para la creación de sitios web y otros detalles, como incluir un carrito de compras, sistemas de seguridad, entre otras cosas. Por supuesto necesitarías aprender sobre cada compañía para la que diseñes, para saber cuál es su atmósfera y qué reflejarás en su nueva página. Tendrías que emplear tus habilidades para adaptarte a la identidad corporativa de tu cliente.

13. Paseo de perros

Este negocio se da en las grandes ciudades, donde generalmente las personas viven en pequeños apartamentos y confían sus perros a paseadores que los llevan individualmente o en grupos. Para quien se dedica a esto, puede resultar en un gran negocio, pero también pueden ofrecer otros servicios como cuidarlos mientras están de viaje o jugar con ellos durante un par de días.

14. Cuidado de mascotas

En este negocio requieres de muy pocos costos iniciales. En este caso no solo se trataría de perros como el anterior ejemplo, porque si eres amante de los animales puedes adquirir experiencia cuidando otros tipos de mascotas. Para ello, debes informarte bien de las tiendas de animales cercanas y veterinarios para estar atento a cualquier situación. Cada mascota es diferente, así que solo la experiencia te podrá hacer adaptarte a este trabajo.

15. Reparación de equipos electrónicos

Es muy parecido al negocio de reparación de computadores que mencionamos anteriormente, pero aquí recibirás muchos otros tipos de equipos, generalmente más pequeños. Puedes iniciar con ordenadores y eventualmente pasar a otros tipos de aparatos electrónicos, porque aquí tendrás la posibilidad de buscar personas que te den sus equipos viejos y utilizarlos para tener piezas de repuesto.

16. Mercado de pulgas

Siempre hay personas que les gusta pasar sus fines de semana indagando entre mesas de objetos usados, que para otros ya no son necesarios, pero para ellos serían un tesoro. Con este negocio debes asegurarte de cambiar lo que ofreces y siempre tener cosas nuevas para tus clientes. De hecho, los objetos que han estado en tu inventario desde el principio podrían cambiarse de lugar eventualmente para que sean notados.

17. Bisutería y orfebrería

Hay cientas de formas de empezar en este negocio y una enorme variedad de materiales que puedes utilizar. Trabajar con metales podría requerir herramientas específicas, más cuando quieres cortarlo o grabar figuras y letras. Por supuesto, también tienes vidrio, plástico, cueros y hasta madera. Todo es cuestión de adaptar la creatividad a las tendencias.

18. Posadas y hospedajes

¿Tienes alguna habitación que tiene su propio baño y es privada del resto del hogar? ¿Vives en una zona céntrica muy visitada? ¿Vives en una zona de montaña atractiva? Digamos que puedes alquilar ese cuarto por un precio razonable por un par de noches. Utiliza lo que tienes a la mano y crea una experiencia única para los huéspedes.