Planificar tu estrategia de mercadeo te ayudará a determinar la mejor forma de promocionar tu producto o servicio, como también medir tu éxito y establecer metas que te proveerán una idea más clara de cómo optimizar el trabajo que estás haciendo para publicitar tu negocio.

A continuación te nombraremos las alternativas que tienes para dar a conocer tu empresa una vez que hayas creado una marca y tengas una identidad definida:

1. Medios tradicionales

Empecemos con lo más conocido. Hay muchas vías comunes que se han utilizado durante décadas donde se pueden comunicar los beneficios de un producto o servicio. Medios impresos, tarjetas de presentación, folletos, avisos de periódico y revistas.

Por supuesto, esto dependerá de la audiencia que tengas. Cuando tienes público de avanzada edad puede resultar efectivo acudir a los medios tradicionales.

2. Medios digitales

Las formas de hacer publicidad han avanzado con el gran poder que tienen los medios digitales, sobre todo las redes sociales. Si tu público es joven, aquí es donde ellos te podrán encontrar con más facilidad. Promociona tus servicios en Facebook, Instagram, Snapchat, Twitter y enfócate en la plataforma que más se adapte a tu marca.

Tener un sitio web es imprescindible en esta época, porque el Internet es la principal fuente de información para encontrar servicios y cuando los usuarios te encuentren posicionado ahí, les mostrarás legitimidad. Además, si utilizas anuncios como Google AdWords potenciarás tu alcance.

3. Notas de prensa

Esta vía combina la comunicación tradicional y digital, porque podrías sacar una nota de prensa a través de diferentes medios informativos para hablar sobre tu negocio, teniendo la oportunidad de explicar en detalle qué haces, con un texto al que le emplearás toda la creatividad posible.

4. Influenciadores

Una gran estrategia es buscar figuras públicas que se muevan en tu nicho para que hablen sobre ti. Para hacer esto, puedes darles acceso especial y gratuito a tu producto. La combinación de recibir algo gratis y tener exclusividad en un servicio podría ser lo que necesite su imagen y te ayudarán a promocionarte hacia su base de seguidores.

5. Promociones y obsequios

Puedes tener ofertas especiales con tus servicios, como productos adicionales al cumplir con ciertas condiciones de compra, presentar algún cupón que solo pueden recibir al registrarse a tu página web, etc.

También está la opción de regalos promocionales como material POP, que pueden ser entregados a individuos o grupos que personalmente conoces para ayudarles a crear una opinión positiva de tu compañía y mejorar tu reputación.

6. Marketing B2B

El Marketing B2B, también conocido como “Publicidad de Negocio a Negocio”, no es la típica comunicación al público. Aquí debes darte a conocer ante otras empresas para obtener proveedores y vender a escalas más grandes. Lo más efectivo en este caso es el Email Marketing, el uso de la red profesional LinkedIn, webinars y eventos presenciales.